¿Presbicia o vista cansada? ¿Qué me ocurre?

Cuando llegamos a los 40 años aproximadamente, nuestro cristalino, lente natural del ojo y responsable de llevar a cabo nuestro enfoque en el plano cercano, pierde flexibilidad y transparencia dando lugar a la presbicia o vista cansada.

La presbicia no es una patología, es una dificultad visual consecuencia natural del paso del tiempo.

Los primeros síntomas aparecen sigilosamente cuando no los esperas. Al final de un día de trabajo, cuando ya estás cansado, te empiezas a dar cuenta de que te cuesta leer las letras pequeñas de un prospecto de medicina o la fecha de caducidad de algún producto que quieres comprar… no te lo puedes creer!! instintivamente alargas los brazos, frunces el ceño y disimulas… aquí no pasa nada… al día siguiente, vuelve ese fantasma que te persigue cada vez que enfocas en visión de cerca, esta vez es el móvil y los mensajes del WhatsApp, rápidamente subes la iluminación y el tamaño de la letra de tu smartphone dando por solucionado tu problema, creyendo que así será suficiente.
Pasan los meses y empiezas a notar la cabeza cansada al final del día e incluso te duele , los ojos se ven rojos, en ese momento es cuando se enciende el pilotito de emergencia y pides cita a tu optometrista para revisar tu visión.

Está claro,necesitas gafas con lentes progresivas para poder ver a todas las distancias con nitidez y de forma natural, tal vez no hayas llevado nunca y el ver tu imagen diferente haga que alargues ese momento, pero piensa en todo lo positivo que te van a aportar.

Lo principal es que vas a volver a ver con claridad y nitidez a todas las distancias, hoy en día los progresivos son las lentes más evolucionadas y puedes elegir el tipo de progresivo que mejor se adapte a tu ritmo de vida, tu trabajo y tu ocio, además te van a dar un aire renovado.

Las gafas graduadas son un complemento ideal con el que con sólo cambiar de montura cambiamos el Look de nuestra imagen.

No olvides que cada cara tiene su gafa perfecta, déjate aconsejar ,no tengas prisa en elegir y diviértete probando gafas de todas las formas.

Tal vez hayas escuchado a muchas personas que no se adaptaron a las lentes progresivas, pero piensa que en la actualidad las lentes progresivas han evolucionado tecnológicamente y hoy en día podemos dar garantía de adaptación, aun así, aquí os dejamos un video con los

10 TIPS principales que debes tener en cuenta para una adaptación perfecta, no te lo pierdas, está hecho con cariño para ti!!!

Opticonsejos principales:

 1. Escoge unos progresivos con un amplio campo de visión en lejos, intermedio y cerca, déjate aconsejar por tu optometrista.

2. Si tienes un trabajo específico o afición coméntalo con tu optometrista pues existen progresivos personalizados en función del estilo de vida de cada persona.

3. Los buenos progresivos traen 3 meses de garantía de adaptación así que póntelos y no te los quites para comprobar que estás satisfecho con ellos y ante cualquier problema consúltanos.

 4. Aprende con los consejos de tu optometrista y ten paciencia pues el resultado valdrá la pena de los primeros días de adaptación.